El mismo gobierno no está —en general— muy consciente de las proporciones que puede tener un cyber-ataque a la economía del país y a su propio desempeño. Si así fuera, nuestros legisladores ya tendrían estandarizado los códigos penales estatales y el federal en materia de delito informático, y México ya estaría inscrito en los tratados internacionales que tratan de prever, detectar y evitar, los delitos informáticos, así como castigar a sus causantes.

FUENTE:
http://www.eluniversal.com.mx/nacion/sociedad/ciberatacan-gobiernos-universidades-y-partidos/